header-photo

16 - 17 Agosto. MADRID / DELHI

Tras los típicos trámites de facturación en los mostradores de Turkish Airlines de la Terminal 1 del aeropuerto de Madrid-Barajas, salimos en el vuelo TK 1858 con destino Estambul y posterior conexión con el vuelo TK 716 a Delhi. Así, tras 5 h 30 minutos de viaje, estábamos aterrizando en el moderno aeropuerto Indira Gandhi de Nueva Delhi, que a más de uno nos ha sorprendido desde nuestra anterior visita a la capital india. Los largos y enmoquetados pasillos hasta alcanzar el control de pasaportes se hacían interminables, pero a su vez no dejaban de maravillarnos, pues no creíamos que estábamos en India. Hasta aquí todo marchaba estupendamente, pero llegó la pérdida de la maleta de Ana, así que tuvimos que hacer la pertinente reclamación, mientras el grupo estaba esperando fuera del aeropuerto, con nuestro guía, el Sr. Chandela., que con el paso de los días se ha convertido en un amigo para todo nuestro grupo. Finalmente llegamos al hotel Vasant Continental, donde nos dieron la bienvenida con un hermoso collar de pétalos de flores. Desayunamos, repartimos las habitaciones, aunque los señores Luis y Jesús se tuvieron que quedar un poco hasta que nos pudieron dar sus respectivas habitaciones; tiempo en el que Jesús aprovechaba para quedar impresionado con la recepcionista del hotel.
A las 12 h salimos hacia el restaurante Lodi, donde tomaríamos el almuerzo y posteriormente comenzar las visitas en Delhi. Llegamos al templo Lakshmi Narayan, edificado en 1938, se asemeja a los santuarios de Orissa. Laskshmi, esposa del dios Vishnu, es la diosa de la prosperidad y la buena suerte.

Continuamos hacia la visita más impresionante de la tarde, la tumba de Humanyun, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1933. El mausoleo fue construido entre 1565 y 1573, siendo el primer ejemplo de arquitectura moghol, con su máxima representación en el Taj Mahal. Terminamos con la visita al Alminar de Qutub Minar que data de 1199, con una altura de 73 m, construido por Qutb Ad-Din Aibak en 1199; un soberano musulmán de origen centroasiático que derrotó al de Delhi hacia finales del siglo XII. En una de sus inscripciones se dice que esta torre se edificó "para proyectar la sombra de Dios a Oriente y Occidente". A estas alturas del día el grupo empezaba a estar derrotado y algunos más nos fijábamos en los aviones que pasaban por encima de la torre mientras iban a aterrizar. De aquí y ya después de un intenso día (pues prácticamente no habíamos descansado), regresamos al hotel para cenar.

18 Agosto. Delhi

Después de tomar el desayuno, todo el grupo salimos para realizar un amplio recorrido por Delhi. Íbamos quedándonos maravillados con el caos de circulación de esta inmensa metrópoli de más de 12 millones de habitantes (mientras estábamos en la parte de Nueva Delhi), pero llegamos a la Vieja Delhi y aquí toda perspectiva de India se desvordó al tomar contacto con el pueblo indio. Visitamos la Gran Mezquita, a la que llaman Jamaa Masjid, la mayor mezquita de India, construida por Shah Jahan entre 1650 y 1656. Posteriormente nos dirigimos caminando por la caótica pero a su vez auténtica calle Chandni Chowk, para llegar al Fuerte Rojo, construido durante diez años, a partir del 1638, por el emperador Shah Jahan. Ya a la salida del fuerte, nuestros compañeros Juana, Javier y el Sr. Moisés, se perdieron porque según ellos habían pensado que el resto del grupo había entrado en el museo de Armas (y el resto del grupo estábamos esperándolos a pleno sol... ale !!!!
Ya desde aquí llegamos hasta la tumba de Gandhi y Nehru, para seguir al curioso templo Gurudhawara, dedicado a la religión sikh; donde pudimos aprender un montón de detalles de esta religión, así como entrar al comedor social que facilita este templo. Tras el almuerzo continuamos con la visita al impresionante y pocas veces visitado templo de Aksharkadam, que tardaron en construirlo solamnete 5 años e inaugurado en 2005. Se trata de una moderna construcción de religión hindú, rodeada de estanques y un edificio principal con estatuas de los dioses, junto a algunas pinturas que narran la obra y vida de Bhagwan Shri Swaminarayan, fundador de la fé hindú; las medidas de seguridad para entrar a este templo son realmente exhaustivas. Finalmente dimos una vuelta por el mercado de Connaught Place, sobre el que dicen que es un mercado tibetano, pero que a decir verdad, poco guarda de esta nación. Ya con la cena en nuestro hotel, terminamos la estancia en Delhi.

19 Agosto. DELHI / MANDAWA

Desayuno y salida hacia la ciudad de Mandawa. Lo que iba a ser un viaje más bien cómodo de unos 250 km se convirtió en un desesperante trayecto. Empezamos con un atasco a la salida de Delhi del cual no pudimos librarnos en casi dos horas; nuestro guía Chandela también estaba realmente impresionado por un atasco de semejante calibre. A esto se unió las fuerte lluvia que caía y había caido durante toda la noche, lo que ocasionó que tuviéramos que sortear más de un camino inundado, al que increíblemente salvaba nuestro chófer.

Por este motivo tuvimos que improvisar y almorzar en un área de servicio. Sin otra opción, llegamos a Mandawa sobre las 7 de la tarde, donde nos alojamos en el hotel más recomendable del pueblo, el Castle Mandawa; un bonito lugar que deberían cuidarlo un poco más. No obstante, vale la pena mencionar un poco acerca de su historia: fue fundado en el siglo XVIII por Thakur Nawal Singh, hijo de Shardul Singh. La fortaleza domina el pueblo, con un pórtico con un arco pintado con motivos del dios Krishna y sus vacas. Todo el interior de la fortaleza está adornada con frescos sobre temas medievales. Cena, copa en el bonito bar del hotel y a dormir.

20 Agosto. MANDAWA / PUSHKAR

Bien temprano, desayunamos y realizamos el recorrido por Mandawa que por las circunstancias metereológicas, no pudimos realizar el día anterior. Mandawa es un pueblo en Jhujhuniu, distrito de Rajasthan, parte de la región de Shekawati. Data de mediados del siglo XVIII, fundada por Bhojraj Ji Kasubsub, del clan de los Shekhawat. Mandawa fue un importante punto de encuentro para las caravanas de comerciantes procedentes de China y Oriente Medio. Así, vimos los llamados havelis, las casas que habitaron los antiguos comerciantes de los siglos XVIII y XIX, las cuales detacan por sus pinturas en sus fachadas (algunas de ellas y lamentablemente, en un mal estado de conservación); entre estas destacan los havelis de Hanuman Prasad Goenka, Murmuria, Jhunjhnwala, Mohan Lal Saraf y Gulab Rai Ladia. Continuamos hasta Pushkar, hoy ya con una carretera en mejores condiciones pero a la que no nos abandonaba la lluvia. Llegada a nuestro ecohotel, el moderno Green House con una estupendas tiendas de campaña equipadas con todos los lujos de un buen hotel. Almorzamos y salimos para realizar la visita al templo de Pushkar, dedicado al dios Brahma y único dedicado a esta deidad en toda India y uno de los escenarios más importantes de peregrinación para los hinduistas; la leyenda afirma que Brahma dejó caer una pluma y mandó construir un templo en el lugar de la Tierra donde se posó. De aquí caminamos hasta el lago sagrado donde los peregrinos se bañan y donde fueron arrojadas algunas de las cenizas de Ghandi. De aquí regresamos al hotel, donde les esperaba al grupo una pequeña sorpresa con un espectáculo de bailes característiccos del Rhajastán. Cenamos y pasamos la noche con una impresionante tormenta.

21 Agosto. PUSHKAR / JAIPUR

Por la mañana temprano, y una vez desayunado, abandonamos nuestro hotel y continuamos por carretera hacia Jaipur. Al mediodía ya estábamos en esta interesante y caótica ciudad, capital del Rhajasthan, fundada por Jai Singh II a principios del siglo XVIII. Aquí empezamos a tener una auténtica toma de contacto con la imagen de India; sus vivos colores destacaban entre los llamativos turbantes de los hombres y los saris y joyas que lucían las mujeres rajput y el bullicioso tráfico que le da un toque característico a Jaipur. Junto con Delhi y Agra, Jaipur forma el llamado “triángulo dorado”.
Tras el almuerzo en el hotel Ramada salimos para comenzar la visita a la ciudad rosa, también llamada “Ciudad de Jai o Ciudad de la Victoria”. Nuestra primera idea fue visitar el templo de Galtaji, pero debido a la fuerte lluvia y al atasco en el que se encontraba nuestro autobús, cambiamos sobre la marcha y fuimos a visitar el “City Palace”, antigua residencia del maharajá de Jaipur, Jai Singh II (1729), que actualmente ocupa parte de sus edificios la familia del actual maharajá Savai Vahaban Singh. Durante la visita la lluvia no nos abandonó, pero pudimos disfrutar del palacio igualmente. Así, nos trasladamos para cenar en el hotel. Posteriormente pudimos tener la ocasión de que gracias a Chandela, reservó para tomar una copa en uno de los bares del hermoso palacio de Rambagh, edificado por el maharajá Ramsimgh en el siglo XIX, ahora convertido en un impresionante hotel de la cadena Taj. Así transcurrió nuestro día en la ciudad de Jaipur.

22 Agosto. JAIPUR / AMBER / JAIPUR

Nuestra primera parada del día fue para sacar una foto en el Hava Mahal o “Palacio de los Vientos”, una elegante construcción de color rosáceo, que data del 1799, por obra del maharajá Pratap Singh (1778-1803). Y como dice el refrán “quién madruga Dios le ayuda”, y gracias a nuestro madrugón, pudimos llegar los primeros a Amber (llamado Amer por los nativos), y así montar a lomos de elefante (sin hacer colas).
Amber se alza en un estratégico punto en lo alto de una colina, a 11 km de Jaipur, donde los rajput del clan de Kachwaha se establecieron a partir del siglo XI para gobernar el reino hasta la fundación de Jaipur en el 1727. El palacio-fortaleza que visitamos en lo alto de la colina se edificó hacia el 1592 por el maharajá Man Singh I, siendo terminado por su sucesor Jai Singh I. Aquí arriba disfrutamos de hermosas vistas, mientras las filas de elefantes transportan a los turistas hasta la entrada al palacio, desde el pie de la montaña.
Desde Amber nos trasladamos hacia el Jantar Mantar u Observatorio astronómico construido entre 1728 y 1734 por Jai Singh II, gracias a su gran afición a la astronomía. Posteriormente llegamos hasta el poco visitado templo Galtaji, que nuestro grupo pudo tener la oportunidad de disfrutar. También conocido como el templo de los monos, se halla situado en lo alto de una colina, a la que nos acompañan varias familias de monos, durante la subida. Los orígenes del templo datan del siglo XII, pero las construcción actual pertenece a los siglos XVIII-XIX y fue edificado por los monjes de aquella época en honor al dios mono Anumana y al santo “Galta” (de ahí el nombre del templo). Asimismo más abajo se hallan 3 piscinas con agua sagrada donde los peregrinos se bañan cada mes en los días de Luna Llena y Luna Nueva para purificarse, gracias a la creencia del poder de sus aguas sagradas. Aquí, en este tiempo se vive una explosión de color gracias a los vestidos de los peregrinos. Recuerda a la imagen de Varanasi, donde los peregrinos se bañan en las aguas del río Ganges; el agua mana de la montaña y fluye a través de la boca de la estatua de una vaca sagrada. Y es que en la antigüedad, cuando los peregrinos no podían viajar hasta Varanasi, venían hasta aquí para simular la purificación en el Ganges.
Desde aquí descendimos de nuevo la colina para disfrutar de una de las experiencias que todo viajero debe vivir en India, un paseo en rickshaw (triciclo tirado por una sola persona). Aquí los rickshaw se mezclaban entre coches, autobuses, vacas, personas y el caos palpitaba por completo entre las risas de los componentes de nuestro grupo.

El paseo terminó en el mercado de Bapu Bazar, donde tuvimos tiempo para comprar algún vestido característico de India.
Almuerzo y regreso al hotel, donde tuvimos tiempo libre hasta la hora de la cena. Para finalizar el día tuvimos ocasión de reservar para ver una de las películas de estreno del momento, de la fábrica del famoso “Boollywood” indio. En esta ocasión se trataba de la película “Lafangey Parindey” algo así como “Pájaro Vividor”, protagonizada por la hermosa actriz Deepika Paducon y el joven Nitin Mukesh. Y ya el día culminó con el regreso al hotel en los típicos “tuc tuc” otra experiencia que no hay que perderse en India.

23 Agosto. JAIPUR / FATEHPUR SIKRI / AGRA

Hoy salimos también temprano para comenzar con nuestro programa, pero como cada día, hicimos una parada extra fuera del itinerario. Así visitamos el templo jainista Cholgiri dedicado al dios Mahavira.
Desde aquí hicimos otra parada en una aldea rural, donde tuvimos oportunidad de ver las costumbres de un pueblo indio, con sus casas de adobe junto a sus animales.
El almuerzo fue en el palacio de Lakshmi Vilas Bharatpur, situado en la última ciudad del Rhajasthan, en la carretera a Agra.
Continuamos hacia la impresionante ciudad de Fatehpur Sikri, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Fue el mayor proyecto del emperador mogol Akbar, levantada en 1571, donde trató de hacer una síntesis espiritual entre el Islam y el Hinduismo. Aunque parezca extraño, fue abandonada en 1585, quizás por la dificultad del abastecimiento de agua. Es sin duda, una de las maravillas de India. Todo es impresionante aquí, hasta que cruzas la monumental Puerta Alta o “Buland Darvaza” donde te ves impotente al ser asaltado por cientos de vendedores que únicamente desvirtúan el encanto del lugar y para lo que las autoridades indias no hacen nada por impedirlo. Una vez dentro del hermoso patio se alcanza el blanco mausoleo de Salim Chishti, donde se hallan los restos del santo venerado por Akbar. Está construido de mármol blanco de Marrana. Aquí pudimos atar un hilo a una de sus verjas donde al parecer se cumplen los deseos de cada uno.
Finalmente llegamos a la atestada Agra, donde el caos del tráfico de las populosas ciudades de India se hace notar. Está situada a 235 km al oeste de Jaipur en la orilla derecha del Yamuna. No obstante, antes de ir a nuestro hotel tuvimos ocasión de dar un paseo por el Johri Bazar. Nuestro alojamiento en el Jaypee Palace nos estaba esperando.

24 Agosto. AGRA

Hoy hemos madrugado, pues los despertadores sonaron a las 5.30 h. Nuestro destino, visitar uno de los símbolos de India, convertido en Maravilla del Mundo, el famoso Taj Mahal. Todos nosotros nos hemos quedado impresionados por la maravilla que diseñó el arquitecto Ustad Isa, junto a grandes colaboradores de todo el mundo de la época, como por ejemplo el calígrafo de Qandahar o Ismail Khan Rumi, originario de Constantinopla, quien se encargó de la cúpula de mármol. Las obras comenzaron en 1632, año del fallecimiento de Mumtaz Mahal (Joya de Palacio), esposa de Shah Jahan, a quien su marido le dedicó este mausoleo; las obras duraron veinte años. “Una lágrima de mármol detenida en la mejilla del tiempo” es quizá la descripción más poética del Taj Mahal, según el Premio Nobel indio, Rabindranath Tagore. A la muerte de su esposa, tras dar a luz a su decimocuarto hijo, el emperador quedó trastornado por un profundo dolor y quiso inmortalizar a su amada, con una hermosa construcción, y así levantó el Taj Mahal (el Palacio de la Joya).
Regresamos al hotel y tras desayunar tuvimos toda la mañana libre. La tarde también fue intensa, pues comenzamos con el Fuerte Rojo, también llamado Lal Qila, declarado por la UNESCO en 1983, Patrimonio de la Humanidad. Fue mandado construir por el emperador Akbar con los restos de una fortaleza de época Lodi; las obras fueron dirigidas por el superintendente Muhammad Qasim Khan, entre 1565 y 1573. Posteriormente nos trasladamos hasta un estratégico punto desde donde se tenía una bonita panorámica del Taj Mahal desde la otra orilla del Yamuna.

Finalmente se ha terminado la tarde con la visita al mausoleo de Itimad-ud-Daulah, también llamado el "pequeño Taj" porque sirvió de modelo para construir después el Taj Mahal.

Terminamos la tarde en un moderno centro comercial (para los habitantes de Agra), donde Moisés y Reme hicieron una bonita compra de una reproducción de un Taj Mahal en mármol. Ya después de la cena, y a pesar de estar más que cansados decidimos echar una partida de bolos, con dos equipos, catalanes contra madrileños, saliendo campeones el equipo blaugrana.

25 Agosto. AGRA / SIKANDRA / MATHURA / DELHI

Es nuestro último día en India y ya las fuerzas se hacen notar. Tras el desayuno se nos informa que parece ser que va a ver una manifestación por los campesinos de la zona, quienes quieren cortar la carretera, por lo que aceleramos la salida; aunque finalmente terminó sin ninguna consecuencia. Así, partimos hacia la vecina ciudad de Sikandra a 11 km de Agra, donde se halla el Mausoleo de Akbar quien falleció en 1605, pero que no pudo ver terminada su obra, siendo completada por su hijo Jahangir, ocho años después. Regresamos al hotel, para terminar de hacer las maletas, almorzar y salir hacia Delhi. No obstante, antes hicimos una parada en la ciudad de Mathura, situada en la orilla derecha del Yamuna, en el estado de Uttar Pradesh, a 145 km al sureste de Delhi y a 54 km al noreste de Agra. Según los hinduistas, es el lugar de nacimiento de Krishna, la encarnación más venerada del dios Vishnu. Aquí tuvimos ocasión de dar otro emocionante paseo en rickshaw, donde conocimos el bullicioso ambiente de una ciudad del interior de India.

Aquí en Mathura la mayoría del grupo, acompañados por Chandela, salimos en busca de unos baños que estuvieran más o menos limpios; la foto delata la subida a un supuesto hotel donde hubo que protagonizar una retirada unánime.
Tras la visita, continuamos viaje hacia Delhi, donde llegamos alrededor de las 22 h. Directamente fuimos a cenar al lujoso hotel Imperial; este hotel data del año 1911, mandado construir por el Emperador Jorge V, pero inaugurado en 1930. Entre algunas personalidades ilustres que se alojaron aquí, destacan: Pandit Nehru, Mahatama Gandhi, Muhammad Ali Jinnah, Lord Mountbatten...; la familia Nehru mantuveron una suite permanente en este hotel.
Ya al término de la cena salimos hacie el nuevo aeropuerto Indira Ghandi para tomar el vuelo de Turkish Airlines con destino Estambul y posterior conexión con el vuelo a Madrid. Sin embargo, el vuelo que estaba previsto para las 4.45 h nos sorprendió cuando vimos en la pantalla del mostrador de facturación que la hora de salida era a las 7 h. Nada se podía hacer, así que algunos decidimos tomárnoslo con tranquilidad y estuvimos de chachara. Otros probaron la moqueta del nuevo aeropuerto.

26 Agosto. DELHI / ESTAMBUL / MADRID

Finalmente salió el Airbus 330 hacia Estambul, donde con el tiempo un poco justo pudimos tomar el siguiente vuelo a Madrid. Llegamos al aeropuerto de Madrid-Barajas y todos los componentes del viaje protagonizamos una bonita despedida, ante la fija mirada de la policía del aeropuerto; señal de que más que un grupo, habíamos formado una pequeña familia con una bonita convivencia durante este hermoso viaje a India 2010. ¡ Esperemos poder coincidir los mismos componentes de este viaje en futuras vacaciones !
Las imágenes que mostramos en este blog cuentan con el consentimiento del afectado y se encuentran incluidas en un fichero automatizado del que es Responsable Viajata S.L. (VIAJAS.COM).No obstante puede ejercitar su derecho de cancelación de su imagen según art. 16 de la LOPD enviando un email con el asunto "baja"a bajas@viajas.com